Alergia, cómo aliviarla

Nota Clínica Las Condes

 

Una fecha muy esperada, pero temida por los alérgicos, pues la primavera, es la estación del año en donde más proliferan las alergias. Por eso, es necesario tener en consideración, algunos consejos para aliviarla y que ésta no afecte la calidad de vida.

La primavera es una fecha muy esperada, pero temida por los alérgicos, pues es la estación del año en donde más proliferan las alergias. Por eso es necesario tener en consideración, algunas recomendaciones para aliviarla y que ésta no afecte la calidad de vida.

Aunque en rigor la “alergia primaveral” no existe como tal, lo cierto es que en esta estación se agudizan algunos cuadros alérgicos respiratorios. Ello se debe, en gran medida, a que esta época del año trae consigo la polinización de pastos, malezas y árboles, los que conforman los alergenos o sustancias causantes de los trastornos alérgicos más comunes a partir de septiembre.

Por otra parte, la picazón, el enrojecimiento conjuntival, inflamación y picazón de los párpados y el lagrimeo, son los signos y síntomas más variados a la hora de manifestarse la alergia. Está comprobado que esta enfermedad puede producir trastornos en la calidad de vida de la población que la padece, ya sea desde el punto de vista físico como también el psicológico.

¿Por qué algunas personas son alérgicas y otras no?

La alergia posee un componente genético importante, es decir, se presenta mas frecuentemente en pacientes con familiares directos que tengan alguna enfermedad alérgica. También se ha atribuido un rol al ambiente: infecciones y la exposición a ciertos elementos alérgenos podrían gatillar enfermedades alérgicas.

Recomendaciones

  • Evitar en lo posible el contacto directo con los pólenes, durante el período de polinización. Ejemplo; salir al campo, cortar el césped, barrer jardines o aceras, etc. Si no se puede evitar se aconseja ponerse una mascarilla.
  • Mantener las ventanillas del vehículo cerradas
  • Evitar salir al aire libre los días de mucho viento, ya que se produce un aumento en la concentración de pólenes atmosféricos.
  • Evitar secar la ropa durante las horas de máxima polinización, el polen queda atrapado en la ropa húmeda
  • El uso de gafas de sol pueden reducir la irritación conjuntival y lagrimeo
  • Se recomienda informarse de los niveles de pólenes atmosféricos a los que es alérgico y extremar las precauciones si son elevados.
  • Evitar entrar en contacto con otros agentes irritantes como el humo de tabaco, ambientadores… que pueden potenciar la reacción alérgica
  • Si se toma fruta u otros productos vegetales frescos, es imprescindible lavarlos antes de comerlos, podrían tener granos de polen impactados en su superficie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *