Laguna Verde, en el altiplano de Atacama

A cerca de 4.500 metros de altura y a menos de 40 minutos del paso fronterizo de San Francisco, en el altiplano de la región de Atacama, Laguna Verde sorprende con su belleza y magia cordillerana.

Laguna Verde custodiada por enormes volcanes como el Nevado Ojos del Salado, El Muerto y el nevado Incahuasi, se encuentra aparentemente desprovista de vida, esto debido a la extrema salinidad de sus aguas, las que sorprenden a los visitantes por su intenso color verde.

En la orilla sur de la laguna es posible encontrar las Termas de Laguna Verde, las cuales pese a que no cuentan con una habilitación especial u otro tipo de servicios, son parada obligada para quienes luego de visitar la laguna deseen relajarse y disfrutar de la belleza andina del altiplano chileno entre sus aguas.

Debido a su ubicación en el altiplano chileno, quienes visitan Laguna Verde suelen sufrir mal de altura por lo que se recomienda mantenerse hidratados, además ante el efecto de la puna es más que bienvenido un secreto ancestral, el famoso té de hoja de coca.

La mejor época para visitar Laguna Verde es cuando finaliza el otoño y también durante primavera, pues en el verano el clima sufre bruscos cambios debido a la presencia del invierno altiplánico.

La ciudad más cercana a esta maravilla de la naturaleza es Copiapó, ubicada a casi 270 kilómetros. Acceder a Laguna Verde es posible a través de la Ruta Internacional CH – 31, la que contornea la ribera sur del lago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *