Mural “Curación del Endemoniado”

Consejo de Monumentos Nacionales de Chile

El mural “Curación del Endemoniado”, es una obra del pintor Pedro Lira que data del año 1906, en la que se representa a Cristo sanando a un niño poseso sostenido por sus padres. Se trata de un óleo sobre madera combada en forma de mural. Tiene 2,90 m. de ancho y 5 m. de alto. Su espacio de representación apela a la profundidad, pues fue ejecutado mediante una técnica de exposición que permite que el espectador se enfrente a él desde la lejanía. Se trata, además, de una de las últimas obras de Lira, quien falleció en 1912. Pedro Lira fue un destacado pintor y crítico de arte nacional, extenso promotor de las artes en Chile. Es considerado como uno de los grandes maestros de la pintura chilena. La historia del arte nacional lo ha clasificado como un representante del estilo romántico, claramente influenciado por el romanticismo francés del siglo XIX. Esta influencia se refleja en el mural declarado Monumento Histórico en 1975.

El espacio pictórico sugiere una obra de profundidad mediante el tamaño de las figuras y la degradación de los colores. Los diferentes personajes representados están tratados de modos distintos como un estudio académico de lo humano, pues cada uno de ellos resulta claramente diferenciable en el rol que ocupan dentro del relato bíblico. Originalmente la obra se encontraba en la capilla del Hospital Siquiátrico de Santiago. Sin embargo, tras el terremoto de 1985, la parroquia sufrió severos daños quedando incluso inhabitable. El mural, por su parte, fue rescatado gracias a un proyecto financiado por la entonces Compañía de Teléfonos de Chile, CTC, dirigido por el restaurador Francisco Uranga. Después de un arduo trabajo de ingeniería, el mural fue retirado de la capilla, restaurado y recuperado por el equipo de trabajo. La CTC donó la obra al Estado de Chile, quien a su vez la entregó a la Vicaría General Castrense, la que lo instaló en su sede episcopal de Providencia en 1986 y lo conserva hasta la actualidad en buenas condiciones. De todas maneras, el mural pertenece oficialmente al Ministerio de Bienes Nacionales, por lo que es también patrimonio de todos los chilenos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *