Palacio Cousiño, riqueza arquitectónica en la capital

En Calle Dieciocho 438 en la comuna de Santiago de Chile se encuentra el mítico Palacio Cousiño, un palacio que en sus orígenes fuese residencia de la familia Cousiño – Goyenechea, una de las familias más acaudaladas de Santiago, quienes además eran los dueños de la mina de carbón de Lota, la mina de plata de Chañarcillo, entre otras propiedades.

El Palacio Cousiño comenzó su construcción en 1870 por orden de Isidora Goyenecha, viuda de Luis Cousiño, tras 8 años de arduo trabajo, las obras finalizaron en 1878. Las obras estuvieron a cargo del arquitecto de origen francés Paul Lathoud, quien también construyó el edificio que actualmente alberga al Museo Nacional de Historia Natural de la ciudad de Santiago.

Frontis Palacio Cousiño, Santiago de Chile.

Para la construcción y decoración del Palacio Cousiño, Lathoud se basó en el estilo Neoclásico. La decoración mezclo elementos de origen francés e italiano, incluyendo sedas y terciopelos los que fueron traídos directamente desde Europa.  En los muros del Cousiño es posible encontrar óleos de importantes pintones, en tanto que en sus salones nos encontramos con jarrones de Sévres, Limoges y esculturas en mármol de Carrara. El palacio destaca además por contar con uno de los primeros ascensores existentes en Chile.

Interior Palacio Cousiño, Santiago de Chile.

Tras ser utilizado como residencia durante tres generaciones, la familia Cousiño – Goyenechea decidió en 1940 donarlo a la Municipalidad de Santiago, institución que durante años utilizó al Palacio Cousiño para dar alojamiento a visitantes importantes como Charles de Gaulle, el rey de Bélgica, Golda Meier, por nombrar algunos. Treinta años más tarde es cuando se decide dejarlo como museo, preservando de esta forma la riqueza arquitectónica presente en cada rincón del Palacio Cousiño.

Luego de los daños sufridos durante el terremoto ocurrido en la zona centro de Chile durante el año 2010, el palacio debió ser sometido a una serie de restauraciones las que finalizaron en septiembre del 2016, sin embargo fue recién durante el 2017 y en el marco del Día del Patrimonio que el Palacio Cousiño abrió nuevamente sus puertas al público.

Para quienes deseen visitar el Palacio Cousiño, la entrada tiene un valor de $3.000 para adultos, en tanto que niños, jóvenes y adultos mayores cancelan $800. Grupos de más de 10 personas deben solicitar previamente una hora por vía telefónica a los teléfonos (56 2) 23868448 – (56 2) 3867449 – (56 2) 3867450.

 

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *