Parque Futangue, ecosistema valdiviano

Ubicado en la precordillera de la comuna de Lago Ranco en la región de Los Ríos, en el sur de Chile se encuentra el Parque Futangue, un parque natural de gran belleza escénica, gran parte de su territorio se encuentra cubierto por amplias extensiones de bosques vírgenes, majestuosas montañas, lagunas, ríos y cascadas de agua.

El Parque Futangue cuenta con una extensión de 13.500 hectáreas, en la que los bosques vírgenes y montañas son los protagonistas absolutos. Paisajes que permiten a los visitantes explorar, disfrutar y contemplar diferentes escenarios de naturaleza prístina.

Dentro de los atractivos con los que cuenta el Parque Futangue se encuentra una extensa red de senderos, la que además se encuentra complementada con infraestructura y servicios para los visitantes, entre los que destacan quinchos, zonas de picnic, muelles y miradores. La red de senderos de Futangue lleva a los visitantes a lo más profundo de los bosques valdivianos, pasando por espectaculares campos de lava provenientes del Cordón del Caulle, en medio de sus paisajes es posible encontrar lagunas, ríos y cascadas escondidos en medio de la naturaleza.

Respecto a la fauna existe una amplia variedad de fauna nativa, si se tiene suerte es posible encontrarse con ejemplares como la ranita de Darwin, el zorro chilla e incluso el tímido pudú. También existen diferentes especies de aves típicas de la Selva Valdiviana, como el chucao, el hued – hued e incluso el majestuoso carpintero negro.

El acceso principal al Parque Futangue se encuentra en el kilómetro 22 de la Ruta T – 85 camino a Riñinahue, también existe otra entrada en el sector Cerro Mayo en el kilómetro 14. La entrada por Riñinahue se mantiene abierta durante todos los días del año, en temporada alta

Visitar el Parque Futangue es posible durante todo el año, sin embargo existen algunos lugares y servicios que no se encuentran disponibles durante temporada baja.

Para ingresar al parque es necesario adquirir una entrada, la que tienen un valor de $10.000 y es válida por solo un día y permite a los visitantes recorrer los senderos auto – guiados con los que cuenta. El monto de la entrada corresponde a un aporte a la Fundación Ranco, que tiene como objetivo conservar el ecosistema de la selva valdiviana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »