Monito del Monte

Los bosques templados del sur de Chile son habitados por un pequeño marsupial, es el Monito del Monte (Dromiciops gliroides), también conocido como “chumaihuén”. Muy difícil de observar por sus hábitos nocturnos, el Monito del Monte es una especie endémica de los bosques templados y templado-fríos del centro-sur de Chile y un sector del suroeste de Argentina.

Estos pequeños y peludos animales son considerados un verdadero fósil viviente, pues el Monito del Monte es el único representante vivo de todo un orden de marsupiales (14 especies) y además forma parte de un linaje ancestral de todos los marsupiales australianos, que incluye canguros y koalas.

El Monito del Monte es comúnmente confundido con la Yaca, esto debido a su similar aspecto, sin embargo el Monito del Monte es aún más pequeño, conocido por ser uno de los marsupiales más pequeños del mundo. Vive en nidos circulares u ovoides de un diámetro de 15 a 20 centímetros, que construye entre las ramas de los arbustos y a unos 2 metros de altura. De actividad exclusivamente nocturna, se mueve con mucha agilidad y rapidez por el bosque.

Se alimenta especialmente de insectos, aunque durante el otoño también se alimenta de frutos silvestres para acumular reservas en su cola, y así poder dormir durante todo el invierno, cuando escasea el alimento.

Además de su pequeño tamaño, el Monito del Monte se caracteriza por su pelaje grueso y cola larga, cuya base actúa como fuente de almacenamiento de grasa, la cual guardan para su período de hibernación.

Lamentablemente, el Monito del Monte se encuentra en peligro de extinción, se estima que su población ha disminuido en un 20% durante los últimos diez años, esto debido principalmente a la destrucción de su hábitat y a la depredación por parte de fauna doméstica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *