Salar de Tara

En el altiplano de la región de Antofagasta en el norte de Chile y en las cercanías de la frontera con Argentina y Bolivia, se encuentra ubicado el Salar de Tara, emplazado sobre la caldera del volcán Vilama a una altura de 4.300 metros sobre el nivel del mar, el salar es uno de los atractivos de la Reserva Nacional Los Flamencos.

Al ingresar al Salar de Tara es posible apreciar desde el camino a los Monjes de la Pacana, gigantescas formaciones verticales de rocas erosionadas por el viento y repartidas por el altiplano chileno. El Salar de Tara se encuentra rodeado en parte por las denominadas Catedrales de Ceniza, una enorme formación de roca, cuyo nombre se debe a su formación pues fueron formadas con las cenizas que durante muchos años arrojó el volcán Vilama.

Dentro del Salar de Tara es posible encontrar especies de fauna como flamencos, vicuñas y zorros culpeo. En el salar es posible encontrar una gran cantidad de flamencos, los que se resguardan en este lugar durante la temporada de nidificación.

Debido a la altura a la que se encuentra ubicado este destino del altiplano chileno se recomienda a los visitantes tomar mucha agua y mantenerse hidratados, así como subir poco a poco para permitir que el cuerpo se acostumbre a la altura, todo esto con la finalidad de evitar el mal de puna.

Acceder a este rincón de Chile es posible a partir de San Pedro de Atacama, desde donde los viajeros deben dirigirse hacia la Laguna de Tara por medio de la ruta CH – 27, tras cerca de 100 kilómetros de recorrido y en las cercanías del Paso Internacional de Jama se encuentra el ingreso al Salar de Tara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »