Sollipulli

En plena Cordillera de los Andes, entre las comunas de Melipeuco y Curarrehue, en la Región de la Araucanía y entre los volcanes Llaima y Villarrica, en una de las zonas volcánicas más activas de Chile, se encuentra el complejo volcánico Nevados de Sollipulli, el que forma parte de la Reserva Nacional Villarrica.

El complejo volcánico Sollipulli está rodeado por una docena de cráteres y conos de piroclastos, fragmentos sólidos de material volcánico. En su entorno es posible encontrarse con bosques de lengas, coihues y araucarias, así como también cascadas, lagunas, geisers y glaciares.

Este último, es una de las características principales del complejo Sollipulli, pues el volcán cuenta con un glaciar en el cráter, un espejo de hielo que alcanza una superficie de 12,5 km2 y un espesor promedio de 200 metros, que alcanza su máximo en el centro del cráter con alrededor de 650 metros.

Sollipulli también cuenta con un campo geotérmico de cientos de geisers, conocidos como los geisers de Alpehue, uno de los tantos atractivos con los que cuenta la precordillera de la Araucanía.

Dentro de las características del Sollipulli, se encuentra que el volcán cuenta con dos cumbres, la cumbre norte y la cumbre sur, siendo esta última el punto más alto y de difícil acceso, pues para llegar hasta ella se debe atravesar el glaciar que se encuentra en la cima, por lo que quienes se aventuren deben contar con preparación y equipo especializado.

Para quienes quieran aventurarse hasta la cima del Sollipulli, se recomienda ir entre los meses de enero y abril, esto porque en durante esta temporada existe menos nieve y las grietas del glaciar son angostas y visibles, aunque también es posible visitarlo entre los meses de octubre y diciembre, aunque se debe tener mayor cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *