Laguna Huesquefilo

Enclavada en la Reserva Nacional Villarrica en la precordillera de la Región de La Araucanía a pocos kilómetros de la frontera con Argentina, en el sur de Chile, se encuentra la laguna Huesquefilo.

Rodeado de un bosque nativo, donde los coigües y araucarias son protagonistas, la laguna Huesquefilo, ofrece desde sus orillas una vista privilegiada de la cara este del volcán Sollipulli.

Su nombre significa “lazo de culebra” (huesque: lazo y filu: culebra) y se encuentra relacionado con una antigua leyenda del sector, la cual cuenta que hace muchos años llegó hasta el lugar en búsqueda de piñones una familia mapuche. Sus hijas, mientras se bañaban en un estero vieron un lazo de colores, el ‘huesque’, el que al querer sacarlo, bajó un fuerte viento y se las llevó. Esto sucedió pues el lazo era en realidad una culebra “filu”, pero al querer moverla del lugar, le estaban faltando el respeto a los Ngen, los dioses. En búsqueda del perdón las niñas se casaron con el espíritu de la Huesquefilo y se transformaron en dos pequeñas patas. Después esto este lugar se transformó en una laguna.

Acceder a ella es posible tanto desde el norte viniendo de Cunco, como del sur desde Curarrehue. En ambos casos se debe llegar hasta el sector Flor del Valle, en donde se encuentra el desvío que permite ingresar a la Reserva Nacional Villarrica, una vez allí solo se debe seguir el sendero en dirección a la laguna Huesquefilo. Se recomienda visitar la laguna Huesquefilo desde la primavera hasta el otoño, pues en invierno la nieve puede cortar el camino y dificultar el acceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *