El maravilloso encuentro con el Parque Nacional Patagonia

Robinson, Nacho, Daniel y yo salimos de Chile Chico a las 9 de la mañana rumbo al sur, nos esperaban 60 kilómetros de recorrido hasta nuestro primer destino, el Lago Jeinimeni, en el Parque Nacional Patagonia.

El primer tramo es de estepa patagónica, un particular ecosistema que se da en esta parte de Chile, atrás de la Cordillera de los Andes. Los árboles nativos son escasos, predominan los pequeños arbustos y grandes pastizales de coirón, el principal alimento de los guanacos.

Luego mis ojos se maravillaron con increíbles formaciones rocosas de variados colores y formas, el paisaje se tornaba más verde y encontramos los primeros árboles nativos de la Patagonia. Paramos en una laguna plagada de aves, me contaron que están ahí solo por el verano ya que aprovechan el buen tiempo y la abundancia de alimento. Vi flamencos, cisnes de cuello negro, variedades de patos y kaikenes.

Foto: Iva Meza

Al llegar al Parque pagamos la entrada, para extranjeros son $3.000 y $2.000 para los nacionales.

Robinson y yo tomamos las bicicletas y pedaleamos por un sendero de cinco kilómetros. Es hermoso porque se bordea el Lago. También caminamos a un mirador, desde aquí es posible observar toda la panorámica del Lago, ¡benditas las turquesas aguas del Jeinimeni!.

Al regreso tomamos mate y comimos. Guardamos todo y manejamos por la misma ruta hasta el Circuito Piedra Clavada, en este sector no hay guarda parques pero si un sendero señalizado de 7.4 kilómetros, sin grandes pendientes en subida y una bajada amigable.

Foto: Iva Meza

Caminamos a un paredón con pinturas rupestres de los antiguos indígenas patagones, encontramos seis pinturas de manos con una antigüedad aproximada de 3.000 a 4.000 años.

Pasamos por la Piedra Clavada, una formación rocosa con forma de cilindro de al menos 40 metros de altura. Y luego empezó la parte del trekking con mayor pendiente, esto para llegar hasta el sector Portezuelo, con 1.150 metros de altura, aquí teníamos una gran vista hasta el Lago General Carrera, el Río Jeinimeni y el Valle Lunar.

Piedra Clavada | Foto: Iva Meza

Avanzamos otro poco y nos adentramos en otro hito importante del sendero, la Cueva de las Manos, este era otro refugio de los indígenas patagones, pero en esta cueva podemos observar, además de pinturas de manos, pinturas de animales, principalmente guanacos, y escenas de caza, algunas alcanzan los 12.000 años de antigüedad aproximadamente.

Para cerrar con broche de oro nos volvemos a encontrar con las formaciones rocosas que veíamos desde el camino, increíbles montículos de varios metros de altitud que asemejan el paisaje que nos imaginamos existe en la luna, rocas de color blanco hasta el rojo intenso adornan este increíble valle de origen volcánico, único en toda la Patagonia, llamado Valle Lunar.

Pueden seguir mi ruta en Instagram @vieneiva_

Datos del Tour:

JEINIMENI ADVENTURES

  • Valor: 55.000 por persona, incluye transporte, entrada al parque, colación, bicicletas y tour guiado por el sendero.
  • Contacto: jeinimeni_adventures /
  • +56979733122

avatar

Iva Meza

Travel Blogger en Vieneiva


Costarricense, viajo y trabajo como periodista desde cualquier parte del mundo. Amante de la naturaleza, del yoga, de la gente y sus costumbres. Voy buscando historias positivas. ¡Pura vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *