Parque Yayanes, naturaleza y relajo

Ubicado en la comuna de Puqueldón al interior de la Isla Lemuy, perteneciente al Archipiélago de Chiloé en el sur de Chile, en el kilómetro 1 del camino rural a Lincay, se encuentra el Parque Yayanes.

El Parque Yayanes es una reserva privada de bosque nativo, en palabras de uno de sus dueños es un “lugar de observación autoguiado con señalética, árboles y arbustos con el nombre común, un lugar para acercarse al yo interior”.

Al interior del Parque Yayanes se practica el “psicoturismo”, pues la idea principal es encontrarse así mismo en medio de la naturaleza. Jaime nos cuenta que al parque llegan cursos de primero y segundo ciclo de básica, cuyos niños vienen a un encuentro con la naturaleza. Otra de las actividades que se puede realizar en el Parque Yayanes es participar de un Taller de Artesanía en maderas nativas en el bosque.

Otra alternativa es simplemente disfrutar de la naturaleza y observar los árboles y la diversa avifauna posible de encontrar en su interior. Dentro de los árboles que se pueden encontrar están el arrayán, coihue, roble y avellano, en tanto que entre los arbustos destaca la presencia de maqui, chilcol y matico.

Dentro de las aves que se pueden observar en el Parque Yayanes están los cometocino, golondrinas, bandurrias, diucón, cachudito, choroy, chuncho, queltehue, pájaro carpintero y tiques. Respecto a esta última especie, Jaime nos cuenta que tienen una pareja “aguachada”, en la que el macho se llama Heriberto.

Los orígenes del Parque Yayanes se remontan al año 2005, inicialmente con las cabañas, para posteriormente transformarse en parque a partir del 2007.

La administración del Parque Yayanes corre por cuenta de Jaime Pérez, quien al referirse del parque nos cuenta que “el lugar fue un hallazgo, vinimos a crear un espacio turístico pensando solo en las cabañas, construir nuestra vivienda, pero como no nos resultó miramos el bosque y así descubrimos el tesoro de la naturaleza, allí abrimos un sendero y tras varios años construimos otro y tuvimos un circuito de ellos.

Al consultarse sobre el origen de la palabra Yayanes, y si corresponde a alguna palabra originaria, Jaime nos cuenta que la palabra corresponde casi a un idioma propio, “nuestro nieto mayor, al año y medio no hablaba nada, luego de varias acepciones logro nombrar a Perla -la abuela-  como Yayanco, a mi – Yeye –, a mi hijo Claudio – Yayo –  y a mi hija Yael – Yayi –  y con eso nos dábamos vueltas en Santiago. Cuando compramos el predio le pusimos Yayanes pues el niño veía a sus abuelos y a sus tíos, por lo tanto, Yayanes es otra acepción de Familia, un idioma propio”.

Uno de sus atractivos es el puente colgante del Parque Yayanes, un puente colgante de 30 metros, recorrido a través del cual se puede disfrutar de la belleza escénica natural del bosque propio de Isla Lemuy, así como también de la pequeña cascada que se encuentra hacia el final del sendero.

Visitar el Parque Yayanes es posible durante el todo el año, sin embargo los horarios varían de acuerdo a la temporada, debido a la luz solar para que acompañe a los visitantes en las diferentes estaciones. Además del parque, también se puede disfrutar de las dos cabañas, las cuales se encuentran equipadas con TV satelital y libre acceso a los senderos y también senderos, además del servicio de restaurante a la carta.

  • Diciembre, Enero, Febrero: 10:30 a 20:00 horas
  • Marzo: 10:30 a 19:30 horas
  • Abril y Mayo: 10:30 a 17:00 horas
  • Junio, Julio, Agosto: 10:30 a 16:30 horas
  • Septiembre, Octubre, Noviembre: 10:30 a 18:30 horas

Las tarifas de ingreso al Parque Yayanes fluctúan entre los $1.000 (niños entre 6 y 11 años), $1.500 (adulto mayor) y $2.500 (público en general).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *