Mocha Dick

El clásico literario Moby Dick, es una novela del escritor Herman Melville publicada en 1851, que narra la travesía del barco ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab, en la persecución de un gran cachalote blanco.

Sin embargo, este clásico de la literatura universal, además de basarse en las experiencias personales de Melville como marinero, se encuentra basado en dos casos reales, una de las cuales guarda directa relación con nuestro país.

El primer caso en el que se encuentra basado Moby Dick, es en la historia del ballenero Essex el cual fue hundido tras ser atacado por un cachalote en 1820. Aquellos tripulantes que lograron salvarse, vagaron por el océano Pacífico hasta la isla Henderson, tras lo cual fueron rescatados y desembarcados en Valparaíso.

Sin embargo, la inspiración chilena para Moby Dick nace de la historia de un cachalote albino que merodeaba isla Mocha en el siglo XIX, y que era conocido como Mocha Dick.

La primera vez que este relato fue conocido a nivel internacional, fue en 1839 en la revista neoyorkina Knickerbocker, cuando un escrito realizado por un oficial de la Armada Estadounidense que narraba el enfrentamiento real de balleneros con un cetáceo albino conocido como Mocha Dick, cerca de isla Mocha en las costas de la región del Biobío.

La historia cuenta que Mocha Dick escapó durante más de cuarenta años de los cazadores, razón por la cual en su espalda podían apreciarse varios arpones. Aquellos balleneros que se enfrentaron a este cachalote, contaban que embestía los barcos hasta volcarlos.

Sin embargo, esta no es la única relación del clásico inglés con nuestro país. Pues en la tradición mapuche existe el mito del Trempulcahue, cuatro ballenas que transportan las almas de los mapuches fallecidos hasta isla Mocha, desde donde embarcan a su hogar final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *