Laguna Arcoiris, colores en Conguillío

Al interior del Parque Nacional Conguillío en la zona cordillerana de la región de la Araucanía al sur de Chile, existe un lugar que asombra con sus bellos paisajes a quienes la visitan, es la laguna Arcoiris.

La laguna Arcoiris maravilla con el color turquesa de sus aguas, las que sirven de espejo natural del entorno en el que se encuentra inmersa y que reflejan el paso de las estaciones del año por el parque, que van desde los rojos y cafés otoñales, pasando por el blanco invernal y los floreados de la primavera hasta el verde del verano.

Su nombre se debe a los hermosos y diversos colores que se pueden apreciar en las aguas de la laguna durante todo el año, especialmente en días soleados, además del cambio de colores que reflejan sus aguas durante las diferentes estaciones.

Llegar a la laguna Arcoiris es posible a través de uno de los senderos del Parque Nacional Conguillío, el sendero se encuentra inmerso en un escenario de gran belleza natural en el que las araucarias y coihues son los protagonistas. El sendero rodea la laguna Arcoiris, y en su trayecto cuenta con infografías que explican el origen y la formación del paisaje en este sector del parque. Si bien el sendero se puede recorrer durante todo el año, durante invierno la nieve puede obstruir caminos y dificultar el acceso.

La laguna Arcoiris es de origen volcánico, se formó tras una de las erupciones del volcán Llaima en donde la lava apresó las aguas de un estero, confirmando así que este volcán es el gran arquitecto de los paisajes predominantes en el parque. El embalsamiento de las aguas inundó parte del bosque existente hasta entonces en el parque, por lo que aún se pueden observar algunos troncos a través de sus aguas. De acuerdo a estudios de carbono realizados a los troncos existentes en la laguna se cree que la laguna Arcoiris tiene una data de 320 años de antigüedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *