Laguna Roja, aguas misteriosas

En la región de Arica y Parinacota en el extremo norte de Chile existe toda una curiosidad de la naturaleza y uno de los atractivos más impactantes y llamativos del norte del país, la denominada “Laguna Roja”.

Ubicada a cerca de 3.700 metros sobre el nivel del mar, en la comuna de Camarones y a cerca de 256 kilómetros de la ciudad de Arica, se encuentra una laguna que asombra por su color rojo sangre, la que con casi 100 metros de longitud se encuentra llena de historias y misterios, los que ofrece a los turistas que la visitan año a año.

Hasta el momento se desconoce el origen del color de sus aguas, así como también su profundidad. La explicación científica más aceptada respecto al intenso color rojo de las aguas de la laguna, es la existencia de algas microscópicas las que le darían tan intenso color. Además de contar con una serie de sedimentos minerales disueltos, los que también contribuirían al color tan particular de esta laguna.

Laguna Roja, Camarones – Región de Arica y Parinacota / Foto: Destino Arica

La zona en la cual se encuentra la laguna es una fuente geotermal, con constantes cambios en la temperatura de las aguas, los que van desde los 35 hasta incluso los 50 grados celcius, esta fuente geotermal es la principal razón por la cual la calmada laguna experimenta burbujeos intermitentes.

Según la tradición popular que rodea a la laguna y las denominadas “lagunas hermanas” que existen en las cercanías y que contienen aguas de color amarillo y verde, se dice que estas tienen ciertos “poderes” y que comienzan a burbujear al verse rodeadas de gente desagradable, por lo que es común que los lugareños recomienden a los visitantes que la traten con respeto y se muestren humildes.

Una de las leyendas que se cuenta es que la laguna pertenece al Diablo, por eso su color rojo, también se dice que antiguamente la zona cercana a las orillas de la laguna fue habitada por una comunidad Aymara, los que al beber de las aguas de la laguna fallecieron misteriosamente. También se le atribuyen a la laguna misteriosas desapariciones a lo largo de los años.

Aún es posible encontrar algunos representantes de la etnia Aymara que viven en las cercanías y cuentan estas historias, un ejemplo de esto es la localidad de Nama, un pequeño poblado del norte de Chile en el que es posible encontrar pukarás, construcciones con siglos de antigüedad que mantienen vivo el legado de la cultura aymará.

 

Fuentes:

  • gochile.cl
  • quehacerenchile.cl
  • biobiochile.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *