Altos de Chicauma

En la precordillera de la región Metropolitana, se encuentra el cerro Altos de Chicauma, en cuya cumbre se esconde un hermoso secreto, la laguna Inca.

Desde la cumbre del Altos de Chicauma se puede disfrutar de una vista sin igual hacia la Cordillera de los Andes, además de la laguna Inca, una laguna natural que se alimenta de vertientes subterráneas, lluvias y deshielos. Durante el invierno, la laguna Inca se congela.

En el cerro Altos de Chicauma es posible encontrarse con bosques de roble, en la parte alta, en tanto que en mayor medida se observan bosques esclerófilos de peumos y quillayes. Dentro de la fauna que se puede encontrar en Altos de Chicauma, destaca la presencia de vizcachas, serpientes de cola corta, cóndores y zorros culpeos.

Acceder al cerro Altos de Chicauma, es posible desde Lampa, donde se debe tomar la calle Barros Luco en dirección al norte, luego hay que seguir por calle Isabel Riquelme hasta salir por el camino que lleva a Chicauma.

Llegar a la cumbre del cerro Altos de Chicauma, y por tanto a la escondida laguna Inca, es posible  haciendo trekking, en un recorrido  que tarda cerca de siete horas de ida y vuelta. Si bien se puede visitar durante todo el año, se recomienda hacerlo entre los meses de abril y noviembre, pues el verano puede ser muy caluroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *