Digüeñe

Ya comenzó en algunos lugares de Chile, la época de recolección del digüeñe o quireñe, el más común de los hongos de este género en nuestro país.

El digüeñe, cuyo nombre científico es Cyttaria espinosae, es un tipo de hongo de color naranja – blancuzco comestible endémico de la zona centro – sur de Chile. La fructificación de este hongo es globosa y de color blanco, sin embargo a medida que crece esta capa de color blanco se pierde y se hace visible un color naranjo intenso.

El digüeñe es básicamente un parásito específico de la especie Nothofagus principalmente del Nothofagus obliqua, conocido comúnmente como hualle, pellín o roble. El digüeñe causa agallas en las ramas de los árboles en que se aloja, fracturas de las que emergen los cuerpos fructíferos a comienzos de primavera, el mes más productivo y donde están más frescos y tiernos es precisamente durante septiembre. Las superficies rugosas del digüeñe permiten y favorecen los movimientos de aire, lo cual facilita la dispersión de las esporas por la acción del viento.

Cuando los digüeñes se encuentran tiernos, son muy apreciados para elaborar ensaladas, uno de los principales usos gastronómicos que se les da. Para preparar la ensalada se deben cortar los hongos, o bien dejarlos enteros si estos no son muy grandes, posteriormente se aliñan con aceite de oliva, cebolla en cuadritos, cilantro picado fino, sal y por supuesto jugo de limón a gusto, formando una especie de “ceviche” de digüeñes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *