Algarrobo, capital náutica de Chile

En la región de Valparaíso en plena zona centro de Chile existe un lugar en el que el mar es de un oleaje calmado, perfecto para desarrollar deportes náuticos, lo que le permite ser elegida por surfistas y velistas, este lugar es Algarrobo.

Ubicado a 76 kilómetros de Valparaíso y a 110 kilómetros de Santiago, Algarrobo sorprende a sus visitantes con un gran número de atractivos, desde sus abundantes playas hasta su impresionante arquitectura. Algarrobo es conocida por la tranquilidad de sus aguas, lo que se debe principalmente a que la bahía de la comuna se encuentra protegida de los vientos predominantes en el área gracias al avance de la Península de Punta del Fraile o Isla de los Niños Pájaros, gracias a esto, múltiples deportes acuáticos pueden desarrollarse en el lugar como el surf, vela, entre otros. Una muestra de esto es el gran número de organizaciones para el desarrollo de deportes náuticos instaurados en Algarrobo, de los cuales destacan la Cofradía Náutica y el Club de Yates de Algarrobo.

Playa El Canelillo, Algarrobo.

Sorprende el gran número de playas que recorren la comuna, 13 en total siendo seis de ellas aptas para el baño, estas playas son El Canelo y El Canelillo, ambas altamente visitadas, de arenas blancas y aguas tranquilas y transparentes; playa Los Tubos, de superficie rocosa y angosta, adyacente a un muelle antiguo construido sobre tubos de cemento (de ahí su nombre); playa San Pedro, ubicada en la caleta de los pescadores; playa Club de Yates, ubicada al lado del antiguo Club de Yates; playa el Pejerrey, también conocida como playa “Los Camellos” debido a los montículos de arena formados alrededor de la plata; y finalmente se encuentra playa Las Cadenas, la de mayor concurrencia en todo el balneario.

Playa El Canelo, Algarrobo.

Otro elemento importante en Algarrobo es su impresionante arquitectura, la cual puede ser vista desde dos puntos de vista. El primero es por los santuarios que se encuentran dispersos por todo el balneario, como es la Iglesia la Candelaria, frecuentada por Juanita Fernández, quien más adelante se convirtiese en Santa Teresa de Los Andes; Peñón la Peñablanca, un peñón de ocho metros de altura e internado levemente hacia el mar y hábitat de numerosas comunidades de aves; finalmente destaca la Isla de Pingüinos Niños Pájaros, hogar del Pingüino de Humboldt, especie en peligro de extinción. El segundo caso por la cual sorprende Algarrobo es por las construcciones que hay en él, específicamente, el resort San Alfonso del Mar, este resort posee la piscina más grande del mundo, reconocida por el libro de records Guinness.

Iglesia La Candelaria, Algarrobo. | Foto: Renato E.

Finalmente, Algarrobo destaca por su flora y fauna, es hogar de distintas especies destacando el Pingüino de Humboldt y la gran presencia de la Ceratonia Siliquia, también conocida como Algarrobo, siendo la presencia de este árbol en el lugar una de las principales razones por la que este balneario lleva ese nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *