Cochrane, entre ríos y montañas

En medio de un paisaje de exuberante belleza en el sector sur de la Región de Aysén y a 331 kilómetros de su capital, Coyhaique, se encuentra ubicada la localidad de Cochrane, que rodeada de ríos, lagos y una vegetación indómita, advierten un gran potencial turístico, enfocados en el turismo rural, de aventura y ecoturismo.

Los inicios de la localidad de Cochrane se remontan al año 1929, en un asentamiento llamado “Las Latas”, posteriormente el pueblo fue trasladado a conveniencia de una compañía ganadera, hasta el lugar en que se encuentra en la actualidad; el nuevo poblado fue inaugurado oficialmente el 17 de marzo de 1954. Iniciando con tan sólo diez casas, un año más tarde se comenzaron a trazar los sitios y calles que tendría la ciudad de forma definitiva, incrementándose su población hasta lo que es hoy en día.

El lugar concentra una riqueza natural invaluable, albergando atractivos como el Río Baker, el río más caudaloso del país y también considerado uno de los más bellos por sus aguas de color turquesa; también se encuentran los Campos de Hielo Norte, cuya imponente belleza no deja indiferente a sus visitantes. El Monte San Lorenzo, la segunda montaña más alta de la región de Aysén, donde además se encuentra el glaciar Calluqueo, se ha transformado en un destino imperdible para los amantes del montañismo, ya que es todo un desafío conquistar su cumbre. Otros atractivos naturales son el Lago Chacabuco y el Lago Cochrane.

Por su naturaleza diversa, Cochrane ofrece una gran cantidad de actividades outdoors para los amantes de la naturaleza, desde la observación de flora y fauna y la fotografía, hasta actividades como por ejemplo la práctica de pesca con mosca, rafting, kayak, excursiones y cabalgatas. Uno de los destinos imperdibles es visitar la Reserva Nacional Tamango, que se encuentra a pocos minutos de la ciudad, ofreciendo cerca de 6.925 hectáreas de inagotable belleza, y cuyo principal atractivo es el avistamiento de huemules, entre otras especies como el zorro culpeo, el puma y el guanaco. Cabe mencionar que en temporada estival, y en ocasiones también en invierno, se realiza la tradicional “Ruta del Huemul” un trekking de 2 días que convoca una serie de turistas regionales, nacionales e internacionales y que culmina con la “Fiesta del Huemul”, una actividad que promete una experiencia única de encuentro con la naturaleza.

Por otra parte, en el mismo poblado se pueden disfrutar de algunas festividades típicas como el Festival de las Escarcha, el Aniversario de Cochrane, el Encuentro de Acordeonistas de la región, entre otros, permitiendo que los turistas disfruten de su visita en cualquier época del año.

Para quienes se animen a recorrer la bella localidad de Cochrane, deben saber que cuentan con todos los servicios necesarios para la comodidad de cualquier visitante, como alojamiento, camping, comercio, servicios de telefonía, internet, banco, transporte de pasajeros, restaurantes, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *