Cóndor, rey de las alturas

El Cóndor (Vultur gryphus), también conocido como Cóndor andino o Cóndor de los Andes, con una longitud de pico a cola de 120 cm, una envergadura alar de hasta 330 cm y un peso de hasta 15 kg, es una de las aves voladoras más grandes del mundo. Posee una coloración general negra, con plumas blancas alrededor del cuello, en las coberteras mayores y secundarias en las alas. La cabeza es de color gris y carece de plumas, pudiendo cambiar de tonalidad de acuerdo al estado emocional y sexo. Siendo los juveniles de un color pardo–grisáceo. El plumaje de adulto lo obtienen recién a los seis años, siendo un adulto reproductor a los ocho años aproximadamente.

Cóndor juvenil | Foto: Birdwatching Chile

El macho posee una cresta, la que se encuentra ausente en la hembra y a  diferencia de la mayoría de las aves rapaces, en el caso del cóndor, el macho es más grande que la hembra. Son aves muy longevas, pudiendo vivir hasta los 50 años, con registros de aves en cautiverio que han llegado inclusive a los 75 años de edad.

El cóndor pertenece al Orden CATHARTIFORMES y a la familia CATHARTIDAE (buitres americanos), y sus parientes más cercanos son los gallinazos y los jotes.

Esta majestuosa ave vive en toda la cordillera de los Andes, desde Venezuela a Cabo de Hornos, siendo más común encontrarla de Perú al sur del continente. En Chile, se encuentra desde Arica hasta Magallanes, y está muy  asociado a las cordilleras, aunque desciende al mar, sobre todo en el extremo sur de nuestro país.

Distribución del cóndor en América del Sur | Foto: Birdwatching Chile

 Principalmente carroñero, el cóndor es dominante sobre todas las otras aves carroñeras e incluso sobre mamíferos carnívoros intrépidos como los zorros. Una vez localizada la carroña, los cóndores no descienden inmediatamente a comer, sino que sobrevuelan el animal muerto o se posan en algún sitio donde pueden tener una mejor visión y análisis del lugar; pueden pasar horas e incluso días, hasta que finalmente deciden bajar y alimentarse.

Los cóndores poseen un pico muy fuerte y afilado con el que desgarran y abren el cuero duro y grueso de grandes animales, esto permite que otros carroñeros, como caranchos, jotes y águilas con menos fuerza en sus picos, puedan alimentarse. Ocasionalmente, se alimenta de crías y huevos de otras aves, así como de grandes mamíferos heridos o enfermos. También se han documentado ataques a animales débiles en grupo.

Cóndor macho | Foto: Birdwatching Chile

El cóndor puede volar cientos de kilómetros en busca de su alimento y cuando lo encuentran se alimentan vorazmente. Un cóndor puede ingerir hasta 5 kg de carne en un día y por otra parte, pasar hasta más de un mes sin comer. Son aves muy sociables y pasan la noche en grietas en sitios rocosos entre las montañas. Generalmente, es se encuentran emplazados en sitios protegidos de la lluvia, el viento y potenciales depredadores. En estos dormideros comparten individuos adultos, inmaduros y juveniles. Estos lugares se conocen como “condoreras” o “buitreras”. Pueden ocupar varios sitios de descanso, dependiendo de la disponibilidad de alimento en el área. Los cóndores son monógamos, es decir, poseen una pareja de por vida, pudiendo poner un solo huevo cada 1 o 2 años.

El Cóndor prácticamente no posee enemigos naturales, si no que sus amenazas están ligadas al hombre: creencias culturales, cacería furtiva, ingesta de carne con veneno y destrucción de hábitat. En Venezuela y Colombia se encuentra  prácticamente extinto, en peligro en Ecuador y con problemas de conservación en Argentina, Bolivia y Perú: En nuestro país, se encuentra en estado Vulnerable, por lo que resulta vital su protección, pues es además el ave nacional de Chile, estando presente en nuestro escudo nacional.

avatar

Rodrigo Reyes

Birdwatching Chile

Ecólogo Paisajista de profesión y Ornitólogo por vocación. Diploma en Biología de las Aves, laboratorio de Ornitología de Cornell, NY, EE.UU. y Diplomado en Gestión de Turismo Especializado, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Guía profesional desde el 2004 y Director de Birdwatching Chile.

Un comentario en “Cóndor, rey de las alturas

  • Avatar
    el 13 mayo, 2019 a las 10:52
    Permalink

    Que ave más majestuosa!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *