Matico, planta medicinal

El matico, también conocido como matico chileno, pañil o  palguín, es un arbusto siempreverde de 1,5 a 3 metros de altura, con tallos subleñosos amarillentos. Su principal característica son sus hojas, que van desde los 3 a 15 centímetros de largo por 1 a 5 centímetros de ancho, de forma ovalada, rugosas, blanquecinas en su cara inferior, agudas en la punta.

El matico es una planta nativa de Chile, Perú y Argentina. En nuestro país es posible encontrarlo desde la provincia de Santiago hasta la Patagonia, generalmente en sitios húmedos.

El matico es una de las plantas más apreciadas en la medicina popular por sus propiedades cicatrizantes; las hojas se utilizan en el tratamiento de una serie de malestares del aparato digestivo: dolor de estómago, úlceras estomacales, diarrea, colitis, afecciones hepáticas y de la vesícula; también en los casos de golpes y heridas internas. En forma externa se emplea para lavar heridas y úlceras.

Actualmente existen variadas formulaciones de matico que se encuentran a la venta en farmacias e incluso supermercados, desde té para infusiones, cápsulas, soluciones homeopáticas, hasta pomadas, las que pueden ser solo de matico o combinado con caléndula, ambas para tratar afecciones dermatológicas.

Usos tradicionales:

  1. a) uso interno: úlceras digestivas, indigestión, dolor de estómago, disfunción hepática. La infusión se prepara con 1 cucharada de hojas para 1 litro de agua recién hervida: beber 1 taza 3 veces al día.
  2. b) uso externo: traumatismos y heridas de la piel. La misma infusión sirve para lavar heridas y en compresas para contusiones y hematomas (moretones).

Efectos: analgésico, antimicótico, cicatrizante, anti-inflamatorio.

Precauciones: estos productos tienen el carácter de auxiliares sintomáticos y no reemplazan lo indicado por el médico en el tratamiento de una enfermedad.

 

Fuente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *