Piñón, fruto milenario

Chile cuenta con diversas especies arbóreas nativas, es decir que son propias del territorio chileno, una de ellas es la araucaria (Araucaria araucana) o pehuén, una especie endémica de los bosques subantárticos, posible encontrar en el extremo noroeste de la Patagonia Argentina y en la zona centro sur de Chile.

En nuestro país la araucaria se encuentra distribuida en zonas restringidas de la Cordillera de los Andes y en menor medida también es posible encontrarla en la Cordillera de la Costa.

Estos gigantes milenarios producen unas semillas comestibles llamadas piñones, (en mapudungún ngülliw), de un sabor suave y agradable, que cuentan con un alto valor nutricional. Constituyendo la base de la dieta tradicional de los pehuenches. Se calcula que 100 gramos de piñones contienen 221 calorías, además de ser una buena fuente de proteínas, lípidos e hidratos de carbono.

De acuerdo a investigaciones recientes, se ha logrado determinar que el piñón contiene una alta concentración de almidón, elemento esencial para la producción de energía, además de la fibra dietética, la cual ayuda al sistema digestivo y a la prevención de enfermedades intestinales y cardíacas.

Un estudio de las facultades de Agronomía y Ciencias Forestales de la Universidad de Chile “descubrieron que el piñón tiene un 75% de almidón, pero que este está compuesto de una fibra resistente, lo que, al contrario de otros almidones, no hace engordar”.

En nuestro país el piñón es ampliamente utilizado por los pueblos pehuenches y mapuches, quienes secan el piñón y posteriormente realizan harina, con lo que hacen diferentes preparaciones.

Si quieres consumir piñones debes saber que se deben comer cocidos o asados, así como también pueden ser añadidos a otras preparaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *